Preguntas frecuentes

Cada sesión dura solo 20 minutos, y posteriormente, 5 minutos de relajación, regreso a la calma y recuperación muscular.
Se recomienda dos veces por semana como máximo, según el programa seleccionado, el nivel de entrenamiento y la experiencia del usuario en términos de estimulación eléctrica.
Sí: embarazadas o lactantes, epilépticos, presencia de dispositivos electrónicos internos (marcapasos), presencia de hernias, enfermedades óseas o graves. Evidentemente, tampoco puede ser utilizado si hay presencia en la zona de prótesis de algún tipo.
No. La ElectroFitness muscular existen desde hace decenas de años y jamás se ha indicado ningún problema.
Sí. Una disminución continua y efectiva de peso y grasa es posible a través de la construcción de masa muscular libre de grasa. Esto se logra mediante un aumento en el metabolismo durante y horas después del entrenamiento EMS. La disminución de peso y grasa en zonas problemáticas como por ejemplo: la cintura, cadera, muslos, brazos también es posible gracias a que es posible trabajar estas zonas directamente con los impulsos bioeléctricos.
Durante el entrenamiento EMS, el 90% de los músculos se activan simultáneamente con cada contracción y las contracciones musculares son más fuertes e intensas comparado al esfuerzo voluntario que uno puede hacer solo. En comparación con el entrenamiento con pesas convencional, los grupos musculares más profundos se activan lo que conduce a una mejor coordinación intra e inter muscular. Con base a estos hechos científicamente probados es posible lograr resultados altamente eficaces en un corto período de tiempo.
Scroll to top